ROMAN GONZALEZ en una noche que no se olvidará.

ROMAN GONZALEZ en una noche que no se olvidará.

466
0
SHARE
Roman Gonzalez
http://www.lavozdelsandinismo.com/

ROMAN GONZALEZ pierde el invicto y su corona mundial de 115 libras, en una noche que no se olvidará.

Por Will Alvarez, Cobertura en New York, EEEU

Hay que iniciar con algo que el deporte siempre existe, no hay enemigo pequeño; y la noche del pasado sábado en el frío Manhattan, New York. Los que presenciamos la pelea del tetracampeón del mundo Román Chocolate González y el Tailandés Srisaket Sor Rungvisai Foto , en el escenario del Madison Square Garden, conocido como la meca del boxeo; nunca nos imaginamos una pelea como la que miles de nicaragüenses en diferentes partes del mundo observo. Muchas cosas estaban en el también durante la semana previa al combate, el tema del peso, la falta por primera vez de Arnulfo Obando, el debut del entrenador Wilber Hernández, el tema del pesaje y recuperación y la incógnita que tenía consigo el tailandés Sor Rungvisai.

Nadie se podía imaginar la caída de Román Chocolate González en el primer asalto de la pelea, eso no estaba en el libreto y el asombró de todos apareció desde el arranque de la pelea. El Chocolate se vio incomodo ante el zurdo tailandés, que desde que sonó la campaña salió enfocado en tirar y tirar golpes, sin pensar que esto desconcertaría y abrumaría a Román, que buscaba la fórmula de contrarrestar el despegue de Rungvisai. Luego en el tercer round cuando ya las cosas se estaban acomodando al plan de Román de tirar y conectar buenos golpes, aparece el primer cabezazo y el corte en la ceja derecha del campeón nicaragüense. De ahí en adelante Román demostró su casta y la experiencia ganada a base de recursos y empezó a batallar en contra de un rival que jamás dejo de responder a las arremetidas insistentes de Chocolate.

Aparecieron más cabezazos y solamente uno de ellos fue causa puntos menos para el retador. Román empezó a luchar contra las ganas, el aguante y el ímpetu del tailandés y a base de combinaciones y golpes certeros emparejo la pelea. Fue impresionante ver a Chocolate sacar fuerzas y coraje para mantenerse en la pelea a pesar de que su rostro lucia ensangrentado producto de la herida, misma en la que Rungvisai insistió en martillar y tratar de minar al nica, pero Chocolate siguió adelante buscando como puntear lo necesario y evitando otra envestida mortal del tailandés.

Fue un gran combate declaro el pinolero, dos de los jueces dieron un puntaje de 114 – 112 y el tercero dio la pelea empatada. Tampoco eso estaba en libreto, el final feliz de 46 batallas a lo largo de la carrera de Román, no apareció y el público en el Madison protesto con un abucheo que se escuchó de Manhattan a Managua y por primera vez Chocolate conocía lo que era una derrota. Se perdió la corona de 115 libras, misma que Chocolate arrebataría al príncipe cuadra en una contienda dura pero que el tetracampeón saco de las brasas con su boxeo exquisito y limpio.

Esa noche de marzo 18, a nadie se le va a olvidar, el chavalo discípulo de Alexis, había perdido y nadie se la creía, incluso expertos del boxeo se pronunciaban, pero el fallo ya estaba dicho. Hay que reconocer que Rungvisai estaba enfocado, decidido y bien preparado para chocar con el mejor boxeador del momento. Debemos reconocerlo el tailandés nos sorprendió a todos, las tarjetas de nosotros los cronistas nicas y los analistas internacionales  le dábamos la pelea a Chocolate por 3 – 4 puntos. No se me puede olvidar lo que me dijo mi amigo Miguel Mendoza, con quien compartimos habitación durante la cobertura, tengo una angustia o presentimiento,  pero lo que jamás pensó, era que se haría realidad, Román Chocolatito González había sido destronado, en una noche que no se olvidará y en la que Nicaragua lloró y sufrió con su ídolo.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY