The Day of the Dead in Nicaragua

The Day of the Dead in Nicaragua

504
0
SHARE
The Day of the Dead in Nicaragua

The Day of the Dead in Nicaragua

The Day of the Dead (Día de los Muertos), celebrated here in Nicaragua as a holiday, focuses on family and friends praying for and remembering friends and relatives who have died. The celebrations are on the 1st and the 2nd of November and coincide with the Catholic Holy Days of All Saints’ Day and All Souls’ Day which take place on those days.

Traditionally, November 1st honors the deceased children and infants and is referred to as “Día de los Angelitos” (Day of the Little Angels) or Día de los Inocentes (Day of the Innocents).

November 2nd is for the adults and is the Día de los Muertos or Día de los Difuntos – Day of the Dead.

People believe that this is a time when the souls of the departed are able to visit the living. Cemeteries are full of family and friends cleaning up the gravesite, maybe adding a fresh coat of paint and telling stories about their departed family members. The purpose is to have the souls hear their prayers, stories and comments.

In Nicaragua, El Día de los Muertos is celebrated by first attending mass in the morning and then visiting the cemetery for the remainder of the day, cleaning and painting the tombs and decorating them with new flowers. In San Juan del Sur, flower vendors will set up on the south side of the Municipal Market as well as in front of the cemetery in barrio Las Pampas just before Las Delicias.

The Ministry of Labour (Mitrab), released a statement which said:

“Wednesday the 2nd day of November 2016 is a day off with pay workers and employers in the public sector, decentralized entities and companies affiliated to it, in order that Nicaraguan families to visit the departed.

In the case of employers and workers in the private sector, they must conform to the custom or agreements between the parties.”

El Día de los Muertos

El Día de los Muertos es celebrado aquí en Nicaragua, es un día de conmemoración, el cual se centra en las familias y los amigos que recuerdan y ruegan por los amigos y los parientes que han muerto. Las fechas son el 1 y el 2 de noviembre y coinciden con las fechas del calendario católico del día de todos los santos y el día de las almas.

Tradicionalmente, el 1 de noviembre honran a los niños y a infantes difuntos y se puede referir como día de los Angelitos o día de los Inocentes, el 2 de noviembre es para recordar y rezar por los adultos (Día de los Muertos o día de los Difuntos).

Espiritualmente, la gente cree que esta es una época en que las almas de los difuntos salen y pueden visitar a los vivos. Los cementerios se llenan de familiares y amigos que limpian encima de los sepulcros, dando una manito de pintura fresca y contando quizá anécdotas de los difuntos. El propósito es hacer que las almas escuchen los rezos, las historias y los comentarios.

En Nicaragua, El Día de los Muertos es celebrado asistiendo a la primera misa de la mañana y después se va a visitar el cementerio por el resto del día, para hacer la limpieza y la pintura de las tumbas y decorarlas con nuevas flores. En San Juan del Sur, los vendedores de flores se pondrán en marcha en el lado sur del mercado municipal, así como frente al cementerio en el barrio Las Pampas justo antes de Las Delicias.

El Ministerio del Trabajo (Mitrab), dio a conocer este martes un comunicado, en el que declara el 2 de noviembre (2016), como día de asueto y con goce de salario, de acuerdo a las facultades que le confiere la Ley 185, Código del Trabajo Vigente, en sus artículos 66 al 264, inciso d).

En conferencia de prensa, el Secretario del Mitrab, compañero José León Argüello, dio lectura al comunicado el cual cita de la siguiente manera:

“Se concede asueto con goce de salario el día miércoles 2 de Noviembre a tod@s l@ trabajadores y empleadores del sector público, entes descentralizados y empresas adscritas al mismo, con el fin de que las familias nicaragüenses puedan visitar a los fieles difuntos, en los diferentes camposantos”.

Argüello explicó que en el caso de los empleadores y trabajadores del sector privado, estos deberán ajustarse a la costumbre o acuerdos realizados entre las partes.

La ley exceptúa las actividades que no puedan interrumpirse por encontrarse dentro de los casos previstos en el artículo 69 del Código del Trabajo, así como aquellas empresas que por sus características están afectadas por el presente ciclo agrícola.

 

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY